¡ADELANTE!

Pepe Valencia

 

El primero de los candidatos en proponer debates, no sólo transmitidos por internet, sino también por radio y televisión y en vivo para todo el público, llevará un paso adelante de los demás.

Hace un par de días realizamos un análisis entre amigos y estudiantes, sin el rigor de los expertos en la materia, para conocer fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de dos aspirantes a la gubernatura.

Seleccionamos a los punteros para no perdernos en ejercicios ociosos y sin sentido. Ahí les van.

Fortalezas de Héctor Yunes Landa: Inteligencia, carisma, honestidad y tenacidad. Debilidades: Exceso de confianza en sí mismo. Oportunidades: El voto duro del PRI, la estructura de su partido y los recursos económicos a su favor. Amenazas: Inseguridad pública, crítica situación económica y corrupción, que los veracruzanos creen son culpa del gobierno priista.

Fortalezas de Miguel Ángel Yunes Linares: Talento, valentía, experiencia y carácter. Debilidades: Impulsivo y arrogante. Oportunidades: El hartazgo y la irritación social por los errores del gobierno en turno. Amenazas: Escasez de recursos económicos, dificultad para cubrir y cuidar todas las casillas el día de la elección.

En la breve e informal reunión de amigos, se habló mucho más sobre estos dos candidatos, que así los denominamos porque la candidatura no se las arrebata nadie a estas alturas. Es sólo una síntesis somera de las conclusiones de esta especie de FODA, análisis muy conocido en la iniciativa privada.

Si nos quedamos cortos o notan fallas en este ejercicio, ofrezco disculpas a los conocedores y los invito a comentarme sus observaciones y correcciones, incluidos los candidatos.

También reitero, por estas fechas nada hay seguro para ninguno de los aspirantes a la gubernatura de Veracruz. Cualquiera puede vencer el 5 de junio y el de mayores probabilidades será el de las mejores y más creíbles propuestas.

En cuanto a los debates, imaginemos uno en plena Plaza Lerdo, ante cientos o miles de asistentes y transmitido por internet, radio y televisión.

Eso sí, váyanse olvidando de los demás candidatos, el próximo gobernador se apellida Yunes y se llama… adivinen o se los revelo a mediados de mayo.

No se trata de subestimar ni discriminar a nadie, sino de poner los pies sobre la tierra y analizar a los más competitivos, sobre quienes están cifradas la atención y la esperanza de millones de veracruzanos.

Sólo uno será gobernador y se apellida Yunes.

A %d blogueros les gusta esto: