EL FUTURO DIEZ DE MARZO

EL FUTURO DIEZ DE MARZO

Línea Política…31 de enero del 2019…

Agustín Contreras Stein.

CUANDO comienza un nuevo gobierno, normalmente, la ciudadanía, le da un tiempo de cien días a los nuevos gobernantes, para realizar su primera evaluación, donde se analiza, con cierta profundidad, los avances que se han tenido y sobre todo, lo que se observa que puede ser el futuro de una administración, ya sea municipal, estatal o federal.

Muchos municipios, como el de Xalapa, han pasado por esta etapa y consecuentemente han sido objeto de una aprobación o reprobación de la eficacia en el trabajo realizado a favor de los gobernados. Muchos de ellos, también, como el de Xalapa, no cumplieron, ni en los primeros cien días de gobierno ni tampoco en los meses que han seguido y por lo tanto, aunque no lo hayan dicho directamente, han sido reprobados por quienes esperaban mejores resultados.

Pues bien, al Gobierno del Estado, ya le van transcurriendo, por lo menos sesenta y dos días y en opinión de muchos veracruzanos, aún no se ve ni siquiera la posibilidad de que la administración pueda cumplir con las expectativas de que logres superar los grandes rezagos que tiene el Estado, tanto en materia de obra pública, como en otros asuntos que son de prioritaria necesidad.

Para el diez de marzo, el gobierno del Estado, estará siendo fiscalizado por sus gobernados, ya que para esa fecha se estarán cumpliendo precisamente los cien días de mandato constitucional y la posibilidad de que para esa fecha ya se refleje lo que puede suceder durante los seis años de gobierno, tiempo que Cuitláhuac García Jiménez, tendrá que evaluar, de la misma manera que el pueblo gobernado, junto con su equipo de gobierno, pues incluso, se dice y con cierta razón de que también se podría presentar la primera oportunidad para que el Gobernador del Estado, comience la reestructuración del gabinete, porque será necesario, para entonces, que los funcionarios que le acompañan en esta responsabilidad de gobernar al Estado de Veracruz, ya den señales concretas de que pueden con el encargo que se les ha confiado.

Los cien días de gobierno, también servirán para que el mismo Ejecutivo del Estado, tenga en sus manos la posibilidad de remover, como es su facultad, a quienes en este tiempo no demuestren que verdaderamente tienen voluntad para hacer las cosas y hacerlas bien, porque ahora más que nunca, su gobierno, estará siendo observado desde distintos puntos de vista en razón de las expectativas que generaron al ganar las elecciones del pasado primero de julio, donde el pueblo les confiaba una administración estatal que se encontraba deshecha por la corrupción y saqueada en todos los recursos que formaban parte de su propio patrimonio.

De ahí que el diez de marzo próximo, será una fecha importante, quizá, más importante que en otros tiempos, es decir, en otros gobiernos que llegaron con una gran infinidad de compromisos, pero que de todos ellos no cumplieron ni siquiera un mínimo porcentaje, por lo cual han sido reprobados y mas que eso, han sido reprochados, toda vez que su actos de gobierno constituyeron una burla permanente tanto a la confianza depositada en ellos, como a la propia historia gubernamental de la entidad.

Tres cosas serán importantes observar en el próximo diez de marzo, es decir, la evaluación del trabajo desarrollado por la presente administración estatal, la posibilidad de que el mandatario estatal se decida a sacudirse las calabazas podridas, que ya hay algunas, sobre todo, aquellas que han venido de otras partes del país a querer enseñarles a los veracruzanos, como gobernar, pero lo más importante, será saber qué piensan los gobernados del actual gobierno, que siendo nuevos en la materia, podrían tener resultados que agradaran a los veracruzanos.

Se espera también, que para esas fechas, los conflictos políticos que se dirimen desde el propio interior del gobierno estatal, hayan cesado y que las condiciones políticas hayan mejorado para que la entidad veracruzana, encuentre la verdadera esperanza de resurgir después de los malos gobiernos que ha tenido en los recientes años y que han detenido, sin duda alguna, su propio desarrollo.

Los cien días de gobierno, entonces, serán de aprobación o reprobación, para el gobierno del Estado, como ha sucedido, decíamos al principio, con algunos gobiernos municipales que a la fecha han tenido que pedir perdón por no haber hecho lo que debían hacer.

Por el momento y analizando evaluaciones entre la opinión pública, el Estado de Veracruz, es una de las entidades ricas en todos los sentidos, pero que no dejaba de verse como un Estado jodido, en virtud de que pocos o nadie se ha preocupado por hacerlo más fuerte y por lo tanto más poderoso, aún teniendo, como se ha considerado, los recursos necesarios para sobresalir entre tantos otros.

———————

HAN SALIDO A LA LUZ varios de los políticos priistas que están dispuestos a jugársela ocupando, si les es posible, la dirigencia estatal de su partido, ahora que se encuentra en este proceso interno.

Muchos nombres se han barajado desde el inicio de este proceso y aún cuando todavía no se tenía nada formal para los trabajos de reestructuración de los cuadros principales de la dirigencia.

Anilú Ingram, Juan Carlos Molina, José Alejandro Montano Guzmán, Erika Ayala, Marlon Ramírez, Zaida Lladó, y hasta el despistado Adolfo Ramírez Arana, entre otros, han alzado la mano para ser tomados en cuenta en este proceso interno de renovación de los cuadros priistas del Estado de Veracruz.

Hasta ahora, no hay nada definido en virtud de que primero se esta integrando debidamente el Consejo Político Estatal, quien determinará posteriormente, el proceso estatal para elegir al nuevo dirigente tricolor de la entidad.

Mientras tanto, quienes están buscando una oportunidad, se han enlistado y se han puesto, al mismo tiempo, a disposición de la militancia para ser evaluados, sobre todo, aquellos que tienen un trabajo realizado y que están en la posibilidad de ser tomados en cuenta, ahora que se requiere de un verdadero dirigente estatal que logre, antes que nada, unir a todos los priistas y posteriormente, enderezar la nave hacia los futuros procesos electorales, donde normalmente, son la principal prueba que tienen los dirigentes de este partido político.

———————-

EL INSTITUTO DE LA policía Auxiliar y Protección Patrimonial del Estado de Veracruz, ha perdido varios elementos en la lucha contra la delincuencia, ya que son puestos directamente en la custodia de valores o bien de empresas, organismos e instituciones que normalmente tienen bienes o recursos que llaman la atención de los delincuentes.

Apenas antier, esta corporación dirigida por Héctor Manuel Riveros Hernández, tuvo otra baja, luego de conocerse que uno de sus policías cayó de un tren en movimiento que venía custodiando, precisamente por los asaltos permanentes que ha sufrido esta empresa en la zona de las cumbres de Acultzingo, cerca de Orizaba.

Independientemente de la acción de las demás corporaciones policiacas, los elementos de la Policía Auxiliar, han dado importantes resultados al impedir, en algunos casos, que se cometan robos y asaltos, ya que son directamente los que se enfrentan a los delincuentes al estar en custodia de los bienes y patrimonio de los demás.

La corporación de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial del Estado de Veracruz, la integran seres humanos que deben ser reconocidos por su labor y valentía, luego de sus buenos resultados que han tenido en el combate a la delincuencia común y organizada en toda la entidad veracruzana.

———————-

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

Recientes

Deje un comentario

Su email no será compartido ni publicado. Los campos requeridos se marcan con *

A %d blogueros les gusta esto: