INOCENTE PALOMITA

INOCENTE PALOMITA

Línea Política…

Agustín Contreras Stein.

AUNQUE NO SEA el veintiocho de diciembre, parece que a Adolfo Ramírez Arana, aspirante a dirigir los destinos del Partido Revolucionario Institucional, en el Estado, le está haciendo efecto esta creencia, luego de que, como un verdadero inocente, esta pidiendo la cabeza de la dirigente nacional, Claudia Ruiz Massieu, cuando también, todo mundo se pregunta de dónde le salió esta jalada que en realidad no tiene ninguna base debidamente fundamentada.

El muchacho, político de hace unos cuantos años y después de haber alcanzado algunas posiciones electorales, ya se siente con la suficiente fuerza política y moral como para pedir que renuncie la dirigente nacional de su partido, nada más, porque considera que desde allá arriba están jugando con dados cargados a favor de alguno de los candidatos que como él buscan llegar a la Presidencia del Comité Directivo Estatal del tricolor.

Vaya, momento en que se le ha venido esta idea, es decir, cuando por todos lados hay expresiones fuera de lugar que han puesto seriamente a reflexionar a muchos de los veracruzanos, en general y en particular a los pocos militantes que tiene registrados el PRI y con ellos, supuestamente, llevará a cabo la elección interna el próximo domingo veintiocho de este mes.

Se imagina Usted, amigo lector, que un aspirante desesperado cuando ve que las condiciones político electorales internas de su partido, no le favorecen, de pronto se ponga a pedir la renuncia de la dirigente nacional, sin contar a los demás dirigencias del partido a nivel nacional, así como a la solidaridad con su petición que harían todos los grupos y corrientes políticas del país, tan solo porque al muchachito, se le ocurrió castigar a Ruiz Massieu, dizque por andarse metiendo en las cuestiones político electorales de su partido, relacionadas con la elección interna de su dirigente estatal.

Sin embargo, y muy a pesar de que su ocurrencia parece ubicarse dentro de las tantas que se hacen todos los días en el país, se podría entender, porque la falta de experiencia, aunque haya desempeñado cargos públicos, le hacen externar estas cosas que en realidad no están debidamente probadas y que son el resultado, más que nada, de una competencia político electoral, aunque se trate de un proceso interno.

Extraña, entonces, estas declaraciones del joven político que por sí solo se esta dando de baja, porque solo hay que imaginarse qué hará frente a un partido como el PRI, una persona que piensa y actúa de esta manera, cuando sabe perfectamente bien que una competencia política suele tener todos estos ingredientes que forman parte de todo el proceso interno, pero que además, no esta probado que sea como él dice que se están haciendo las cosas, solo por hacerse notar en los medios de comunicación. Bien haría el supuesto priista en ponerse a trabajar en los últimos instantes de su campaña política interna, ya que estas declaraciones las hubiera hecho en el momento oportuno y no cuando la desesperación se lo indica, considerando, además, que si se encuentra en estas condiciones, poco o nada logrará, porque sus pretensiones no tendrán alguna oportunidad de concretarse, luego de que los mismos militantes del tricolor, se lo reprocharán, no todos, desde luego, pero sí la mayoría de un padrón muy limitado, como él mismo señala de no tener una verdadera certificación.

Muestra, pues, su inexperiencia cuando a unos cuantos días de que tenga lugar la elección, haya decido echarse encima a toda la grilla política del país, que de alguna manera, contentos deben estar con su dirigente, pues no hay nadie, hasta ahora que lo hace el mismo Ramírez Arana, que esté pidiendo la cabeza de la dirigente nacional priista.

Y claro, de paso se lleva a la ex Senadora Silvia Domínguez, quien se unió o le pidieron que se uniera a este proyecto político que representa Adolfo Ramírez Arana, cuando en realidad, la candidata a la dirigencia, debiera ser ella misma, pues mejor se hubiera visto la fórmula, si Ramírez Arana, fuera el segundo de abordo.

Pero, de ninguna manera, es tiempo de entrar en estos detalles, ya que lo principal del tema es la petición que hace el joven político Adolfo Ramírez Arana, que de manera inocente, lo aventaron al ruedo para hacerlo perder, ya que no se entiende de otra manera, esta desafortunada actuación del aspirante a dirigir los destinos del Partido Revolucionario Institucional, una organización política duramente vapuleada por sus enemigos y casi desaparecida del escenario político estatal y nacional, por culpa de personajes, precisamente, como Ramírez Arana, que no han sabido, que nunca supieron cuidar al tricolor, no tan solo con sus acciones, sino también con sus ocurrencias como la que acaba de exponer.

———————–

PUES EL PRESIDENTE DE LA República, Andrés Manuel López Obrador, estuvo en Veracruz. Vino, vio, pero no venció ni convenció a nadie de que en seis meses se resolverá el problema de la inseguridad en toda la entidad, pues muestra de ello es que sus propios allegados políticos, como el alcalde de Xalapa, quien aseguró que no es posible que en tan corto tiempo se pueda llegar a una solución de este serio problema que afecta al país.

Y tiene toda la razón el alcalde local, pues el problema de la inseguridad ya tiene, por lo menos, el tiempo de tres sexenios, donde con toda la fuerza del Estado, se ha estado enfrentando este fantasma que ha rodeado a toda la sociedad en general y que la mantiene, de alguna manera, secuestrada, y se requieren de ciertas estrategias que puedan dar resultados positivos, pero no a corto plazo, porque aplacar este desordenado clima de inseguridad, necesita de más tiempo, ya que no se trata, solamente, del combate con las armas de fuego, sin con las armas de la educación, la armonía nacional y el buen proceder de los ciudadanos y autoridades de este mismo país.

Es tiempo, vaya, de que se ponga en operación los proyectos de la propia República amorosa, con la devolución de los principios perdidos, aquellos que como el respeto, podrían tener mayor influencia entre los grupos dedicados a generar la violencia en todo el territorio nacional, pero que se tienen que aplicar paulatinamente, es decir, dando tiempo a que la misma población asuma su propia responsabilidad, tanto la buena como la mala, pues a todos corresponde hacer poner el grano de arena que hace falta para recuperar la confianza, la tranquilidad y la paz en todo México.

En seis meses, ni la guardia nacional estará en condiciones de lograr resultados positivos, porque antes tiene que conocer el problema, el territorio que pisarán y las condiciones que se presentarán para actuar con la responsabilidad de no violar, de la misma manera que los grupos violentos, los propios derechos humanos de la población en general.

———————–

AUNQUE USTED NO LO CREA, Veracruz, vive con temor. Ya perdió, al parecer, la esperanza de que alguien lograra recuperar la tranquilidad, principal demanda que ha hecho, tanto a los gobiernos del pasado, como del presente, pues ninguno de ellos esta interesado en este tema, que como se ve, se ha vuelto sumamente delicado.

En los pueblos, por ejemplo, nadie se atreve ya a salir de noche ni tampoco lo hacen de día con toda la confianza, porque aseguran que hay evidentes muestras de que la violencia se encuentra en todas partes, sin saber, exactamente en qué lugar y en qué ahora se puede suscitar hechos que pudieran ponerlos en peligro, tanto a sus personas como a sus bienes.

Hay, incluso, la precaución entre las familias de no conversar apenas entrada la noche, aunque esta forma de convivencia se haga dentro del hogar, pues hasta la luz se apaga a buenas horas.

Esta es la condición en que gobiernos del pasado y del presente, han puesto a los propios habitantes de esta entidad.

———————–

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@yahoo.com.mx

Recientes

Deje un comentario

Su email no será compartido ni publicado. Los campos requeridos se marcan con *

A %d blogueros les gusta esto: