PROGRAMAS SOCIALES, EQUIVOCADOS

PROGRAMAS SOCIALES, EQUIVOCADOS

Línea Política 30 de abril del 2019…

Agustín Contreras Stein.

HACE MUCHO AÑOS lo comentamos y ahora lo volvemos a mencionar en esta columna. Los programas sociales, resultan ser una verdadera equivocación para el desarrollo nacional.

Desde que se crearon fueron vistos, solamente, como formas de proselitismo político, fuentes de votos y compra de conciencias, pero que no resuelven el problema más profundo del país.

A los grandes sectores de beneficiarios, se suman ahora, los jóvenes que poseen toda la energía del mundo, que están en posibilidades de salir adelante con toda la fuerza necesaria y desarrollar sus aptitudes mediante los empleos que debieron crearse en lugar de conformar los programas que ahora les hacen llegar, sin hacer nada, fuertes cantidades de dinero que no ocuparán para otra cosa que no sea gastarlo en cualquier cosa.

El país, de esta manera, retrocede.

En el campo ya no se trabaja, ya no hay el interés, menos la plena voluntad de hacer algo, pues ahora, saben bien que los recursos que les llegan puntualmente servirán para vivir, medianamente, engrosando las filas de la pobreza ya existente y acelerando, de alguna manera, la permanencia de toda la violencia que se muestra en todas partes del territorio nacional. En los centros urbanos, es lo mismo y en todos los sectores el dinamismo se ha perdido. Ya no hay de qué preocuparse, pues papi Gobierno, lo resuelve todo.

Es claro, que un partido político, llega al poder mediante los votos necesarios y en la pasada elección fueron por lo menos treinta millones que hicieron cambiar el rumbo de la nación, entre ellos, gran parte de los jóvenes, muchos de ellos, son de aquellos que no estudian ni trabajan y que deambulan por las calles, por los bares y cantinas de los pueblos, con el mínimo de recursos para subsistir.

Los programas sociales no benefician al país. Así se ha visto en los recientes años, donde solamente, se convierten en el pago por el voto, por la supuesta confianza depositada en un político o en varios que usando las mismas estrategias están ahora y siempre dentro del poder.

Pobre México, y pobre Veracruz, por añadidura, se diría, pues no hay evidencias de que crezca, de que logre superar los viejos rezagos que lo han mantenido en el tercermundismo y menos en el inmediato futuro, donde ya se pronostica una crisis económica mucho peor de la que estamos viviendo, porque factores globalizadores, están generando una ola de serios problemas económicos.

Pero no, es más fácil asegurar la permanencia del poder mediante dádivas mensuales o bimestrales, en lugar de hacer todo lo posible por crear empleos bien remunerados, por responder a las demandas de miles de jóvenes egresados de las diversas universidades, que dos o tres años después de haber estudiado una carrera no tienen en qué ocuparse, porque el mismo gobierno no ha sido capaz de crear la infraestructura laboral necesaria.

Y ante la incapacidad, ante la poca voluntad de ver por un país que esta atravesando los más difíciles caminos económicos, solo se recurre a la aplicación de programas sociales que no enseñan a pescar, porque solamente entregan el pescado, sin ningún esfuerzo, lo que hace que los nuevos mexicanos, no aprecien el valor de las cosas y opten por la delincuencia, fantasma que se combate por el frente, pero que se alienta por detrás.

En México, urge, de una buena vez, cancelar estos programas sociales y no las obras que ya estaban en camino. Borrar del mapa presupuestal de la nación, todas estas maniobras y estrategias que solamente generan populismo, pero que no resuelven el problema social de los mexicanos.

Solamente, con empleos, con tranquilidad y con buenos propósitos educativos, el país puede salir adelante, donde se obligue a que todos contribuyan en el desarrollo nacional, lo que daría como resultado que el país creciera, incluso, a pasos acelerados, porque se trata de las mejores opciones.

El trabajo es lo que supera todos los problemas y si los jóvenes lo encuentran, por si sola, la violencia desaparecerá, porque ya no habrá necesidad de que este gran sector de la población en México, tenga que ingresar a las filas de la delincuencia

Empleos y educación, es la solución, independientemente de fortalecer la unidad desde el seno familiar, donde también hace falta la procuración oficial para darle sentido positivo a la formación familiar.

No más programas sociales.

———————

SI USTED PENSABA QUE con nuevo gobierno, el cambio vendría de inmediato, pues sentimos decirle que se equivocó.

Los cambios a los que se aspira, solo se logran trabajando, generando bienestar, conviviendo entre todos y procurando fortalecer, todos los días, los valores entre la familia, entre los grupos sociales, entre la propia sociedad, pero no esperando que del cielo les caigan los frutos.

Todo requiere de un esfuerzo, de una constante voluntad para hacer el bien y para lograr las propias metas, por lo que esperar a que se cumplan las promesas es tiempo perdido como muestras que se han dado permanentemente.

Y es que viene esto a colación, porque gran parte de mexicanos y veracruzanos, ya se han dado cuenta que el gobierno, no parece que les

cumpla en sus demandas y que están experimentando lo que en otros gobiernos ha pasado, donde las promesas solamente han servido como enlaces para lograr el fin de unos cuantos, pero no de todos los que participan en los llamados procesos de cambio.

Es cierto, las decepciones son comunes en estos tiempos de la vida política del país y arrepentidos se ven por todas partes.

Pero lo bueno que de éstos quiere Dios, por lo que no todo está perdido.

——————–

COMO ESTABA PRONOSTICADO, el vencedor de la contienda interna del Partido Revolucionario Institucional, lo ha sido uno de los mejores operadores que ha tenido esta organización política. Nos referimos a Marlon Ramírez, quien alcanzó el triunfo electoral para dirigir los destinos del tricolor en el próximo periodo estatutario.

Pero, ¿podrá este hombre con todo el paquete que le espera?.

No es fácil, de ninguna manera, sacar al buey de la barranca y más cuando éste ya se encuentra en serias dificultades de salud política, al grado de que hubo quien pensara que era mejor que desapareciera a que se tratara de recuperar, porque, sencillamente, la tarea es grande.

Pero alguien debe comenzar a enfrentar el reto y aunque hay muchas inconformidades, propias de un proceso de esta naturaleza, todo hace suponer que mañana, el triunfador, oficialmente declarado, será el todavía Regidor del Ayuntamiento de Veracruz, ahora con licencia.

Y ojalá, que como en el pasado de este partido, vencedores y vencidos, todos salgan fortalecidos con la unidad, porque de otro modo, no habrá paz y tranquilidad dentro de la nueva dirigencia estatal priista.

———————

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@yahoo.com.mx

Recientes

Deje un comentario

Su email no será compartido ni publicado. Los campos requeridos se marcan con *

A %d blogueros les gusta esto: