PROMESA QUE SE ESFUMA

PROMESA QUE SE ESFUMA

Línea Política…7 de noviembre del 2018…Agustín Contreras Stein.

 

ENTRE TODAS las promesas que se le hicieron al pueblo veracruzano, hace dos años, aproximadamente, figuraban, unas de importante dimensión, es decir, el combate de la delincuencia y el establecimiento de la garantía de seguridad que el pueblo reclamaba.

Y muchos lo creyeron así, conociendo, desde luego, la personalidad de quien, hace casi dos años, se aprestaba a emprender un gobierno diferente, sabiendo, de antemano, el desorden de la anterior administración y de todos los errores cometidos, así como, de manera especial, el saqueo de las arcas estatales.

Los veracruzanos, votaron por el cambio, por cierto, casi lema absoluto de la campaña gubernamental, prometiendo que se harían los esfuerzos necesarios para poder cumplir con estos compromisos. No se dudó, en aquél entonces, de que las cosas tomaran otro rumbo, considerando, como ya lo hemos señalado que el nuevo Gobernador de la entidad, era un hombre de carácter, con sobrada decisión para hacer las cosas mas difíciles que se le presentaran durante su gobierno.

Pero el tiempo pasó y la promesa hecha a los veracruzanos, se fue esfumando, de tal manera, que ahora estamos a veintitrés días de que concluya esta administración estatal de dos años, donde se hace el recuento más triste de la historia política de Veracruz.

En ocho días, el Gobernador del Estado, constitucionalmente obligado, tendrá que presentar su segundo y último informe de gobierno. Se dará cuenta en documentos que serán entregados a la nueva Legislatura del Estado, de todo lo hecho durante una gestión que, prácticamente, quedó a deber. Se sabrá de los argumentos que tenga el Ejecutivo, para no haber cumplido cabalmente con los gobernados, lo que, en sesiones posteriores, será analizado por los propios legisladores, ahora en mayoría del partido Morena, quienes, téngalo por seguro, le pondrán todo el cuidado a cada párrafo del segundo informe de labores.

El escenario político, ha cambiado radicalmente, de tal manera, que ahora, ya no habrá diputación a modo, ni tampoco estrategias para defender lo hecho, pero más que nada, lo que no se hizo.

Los veracruzanos, esperaron mucho más de lo que se prometía, pues se trataba de un gobernador, calado, es decir, que antes como Secretario de gobierno, había mostrado que podía ser un buen gobernador. Pero el tiempo, es el tiempo, y con éste se modifican muchas cosas, incluso, hasta el mismo modo de hablar.

Y la muestra de que las cosas habían cambiado totalmente, es el hecho irrefutable, mostrado en las pasadas elecciones constitucionales, con los resultados negativos de una política que no logró, ni siquiera, convencer al más creído.

Hoy, a unos cuantos días de concluir esta administración estatal de dos años, la promesa de lograr un Estado seguro, se esfuma, se desvanece, se pierde en el propio escenario creado por un gobierno que prometió el cambio y que no supo aprovechar la oportunidad de haber trascendido por estas acciones.

Pero, lo peor de todo, es que no queda, ni siquiera, a mano, pues mucho le habrán de buscar quienes están profundamente interesados en sacarle los trapitos al sol, desnudar completamente su ejercicio en el gobierno y estudiar, con detenimiento, cada peso que se tiene contabilizado dentro de la administración estatal.

No faltan, desde luego, los deseos de encontrar estos pendientes, pues los agravios son tan fuertes que se niegan al perdón y al olvido, dentro de un gobierno que comenzará con fuerza, del que nunca se esperaba que llegara, tanto a la Presidencia de la República, como en el propio Estado, donde un hombre sencillo también tiene lo suyo para demostrar que sabe, que puede y que debe, ante todo, castigar, de la misma manera que se pretendió hacer en este gobierno que culmina, con quienes fueron sus antecesores.

Esta es parte de la historia política que se escribe en Veracruz, donde nadie sabe cuál será el propio final, pues mucho se sabrá y se hablará en cuanto se concrete, definitivamente, la sucesión gubernamental en la entidad.

Por lo pronto, ya hay quien o quienes, se apresuran a participar en estos hechos y viene, de esta manera, la segunda parte del revanchismo, del que no es rumor, ni tampoco especulación, sino meras evidencias de que así será.

———————

NO HAY, TODAVIA, indicios de que el actual dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, Américo Zúñiga Martínez, se prepare para dejar este importante espacio político. Hasta ahora, sigue, solamente, presente aquella declaración de irse del partido en este mes de noviembre.

Mucho se ha venido diciendo en torno a este acontecimiento, que al parecer, pudiera no llevarse a cabo, cuando menos en el tiempo prometido, pues hay mucho que analizar en torno a esta labor que cierto es, se ha calificado como nula después de los resultados de la contienda electoral del pasado primero de julio de este mismo año.

No, definitivamente, la culpa no es de un solo hombre, sino de todo un equipo y mas que nada de toda una militancia que no hizo nada por cambiar el rumbo de los resultados electorales. Hubo traiciones y eso cuenta, pero no para decir que el culpable de la debacle pudo ser un solo hombre. Lo que le pasó al PRI, tiene nombre, como nombre tiene también, a lo que le sucedió al mismo partido opositor del PAN, pues en ambos, el hartazgo de quienes gobernaron o gobernaban, fue suficiente para darle un referente a la política en Veracruz. El escenario cambio definitivamente y hoy la historia política de la entidad, escribe un capítulo más, pero diferente a lo que siempre se contó y se vivió.

No hay, entonces, cuando menos hasta ayer, una decisión tomada de manera definitiva, respecto a la renovación de la dirigencia estatal del tricolor. A noviembre, hay que recordarlo, le faltan veintitrés días todavía, mucho tiempo para definir el rumbo que mejor ha de convenirle.

———————

SENDAS DENUNCIAS, graves, por cierto, están enderezándose en contra del Gobernador Yunes, y tres de sus más leales servidores. Hay línea de por medio, todo indica que así es, para que en breve, los cuatro servidores públicos, puedan ser enjuiciados casi al momento de concluir esta gestión gubernamental, encabezada por un hombres polémico en todos los sentidos y que no saliéndole las cosas como se las había planteado, cae, casi, en los mismos escenarios que su antecesor.

A pocos días de que termine este gobierno, comienzan a surgir las condenas para quienes no advirtieron estos escenarios en tiempo y forma.

Hoy, como ya hemos señalado en varias ocasiones, el rumbo de la historia política de Veracruz, es otro y los caminos se vuelven complejos senderos para quienes tuvieron el poder y la oportunidad de usarlo convenientemente.

Veracruz, por estos hechos, ya se encuentra a la expectativa y pronto se sabrá si en verdad los agravios no cuentan por haber sido episodios de una guerra política sin cuartel, pero al fin y al cabo, acciones que se enmarcan dentro de la lucha político electoral.

A partir del primero de diciembre, se verá si es cierto lo que ahora se comienza a vislumbrar, es decir, que hay intención de castigar a quien meramente resulte responsable de las acciones antijurídicas que se mencionan.

——————–

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

Posts Carousel

Deje un comentario

Su email no será compartido ni publicado. Los campos requeridos se marcan con *

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos

A %d blogueros les gusta esto: