SEGURIDAD, SEGURIDAD Y SEGURIDAD

SEGURIDAD, SEGURIDAD Y SEGURIDAD

Línea Política…27 de noviembre del 2018…

Agustín Contreras Stein.

UNO DE LOS proyectos o programas de trabajo que deben quedar perfectamente bien definidos en la próxima administración estatal, es sin duda, el que se refiere, necesariamente, a la garantía de seguridad que los ciudadanos demandan todos los días, como el principio de todas las acciones que se tengan que llevar a cabo, porque bien se ha dicho que sin seguridad, no se puede avanzar en los demás planes de trabajo que tenga el nuevo Gobernador, como su equipo de colaboradores.

Ya se vio que una de las tantas promesas que se hicieron al electorado veracruzano, en tiempos pasados, fue precisamente combatir este fantasma que la sociedad ha visto crecer todos los días con evidentes estallidos que han puesto en jaque al propio estado de derecho, de tal manera, que resulta importante señalar que en el gobierno que comienza este primero de diciembre, tiene este compromiso con todos los veracruzanos, así como la necesidad de cumplir cabalmente con este propósito.

Tal vez, Cuitláhuac García Jiménez, no goce, como el actual gobernador del Estado, de tener experiencia en el manejo de los asuntos públicos, especialmente, el de la seguridad en todo el Estado, pero tendrá que poner todo su esfuerzo en este caso, porque es donde todo mundo esta viendo una falta de atención, que junto con la inexistencia de una plena voluntad para hacer las cosas, se ha dejado que los índices de la violencia se hayan disparado, a tal grado de que significa, para el Estado, un problema de grandes dimensiones.

Hasta el momento, no se han tenido noticias de quien encabezará las acciones de seguridad pública, en el Estado, por lo que se supone que el Gobernador electo, le esta pensando una y dos veces para definir quién podría ser el mejor hombre o mujer para dirigir los destinos de la Secretaría de Seguridad Pública, toda vez, que este dependencia cargará con un gran peso en la administración que se iniciará, porque se trata de depositar en ella la confianza suficiente para poder enfrentar con energía el asunto de la inseguridad.

Y desde luego, que no es para menos, pues uno de los retos más difíciles de cumplir es precisamente garantizar la seguridad a todos los veracruzanos, ya que este tema constituye la mayor demanda que tienen los veracruzanos, con su nuevo Gobernador, y con los nuevos funcionarios gubernamentales, encargados de estas acciones, refiriéndonos, desde luego, a la propia Secretaría de Seguridad Pública y a la Secretaría de gobierno, en quien recae la política interna del Estado, y algunas otras acciones relacionadas, precisamente, con el tema que hemos venido comentando.

Veracruz, lamentablemente ha sido señalado como una de las entidades donde más se ha manifestado la corrupción, la violencia, la impunidad, y que todas juntas han generado temor permanente entre la sociedad, y que por lo tanto, tampoco se han dado las posibilidades de entrar de lleno en los programas de crecimiento sostenido en un Estado, considerado como uno de los más ricos del país.

De ahí que el Gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez, no haya tomado decisiones precipitadas, sino que busca tener la certeza de que el nombramiento del Secretario de Seguridad Pública, este plenamente contemplado entre los aciertos que debe tener en estos momentos en que se inicia, propiamente, la mayor responsabilidad, es decir, la de gobernar a la entidad veracruzana, pero consciente de que los compromisos se dan en mayores dimensiones por tratarse de un gobierno que deberá responder a la confianza, pero sobre todo, a la esperanza de ver un Veracruz, completamente diferente y con paz y tranquilidad.

Los gobiernos fallidos ya se están quedando atrás y solamente formarán parte de la historia política del Estado, pero sin ninguna repercusión para el futuro, pues los nuevos veracruzanos, reclaman hechos concretos y acciones comprometidas para lograr una plena estabilidad política, social y económica, a la que están comprometidos los gobiernos federal y estatal, en esta nueva época de transformaciones.

Así es que sin restar la importancia que tienen todas las áreas de la administración estatal que se avecina, una de las más comprometidas, es precisamente la encargada de garantizar la seguridad de todos los veracruzanos, pues esta es la manera de que haya esperanza de un mejor futuro, tanto para Veracruz, como para México, considerando que la entidad veracruzana, forma parte de la federación que ahora con mayor unidad y entendimiento, es posible concretar, como se ha dicho, la esperanza de los veracruzanos.

———————-

FUERA DEL HECHO de que casi todos los próximos funcionarios de gobierno, no son ampliamente conocidos ni tienen, supuestamente, la experiencia que se requiere para gobernar al Estado de Veracruz, la verdad de las cosas, es que todos le pondrán ganas para salir adelante, porque sienten sobre sus espaldas el enorme compromiso que se han echado a cuestas, considerando que son los hombres y las mujeres de la esperanza.

De no será así, vendrían, desde luego, la gran decepción que de ninguna manera convendría al propio partido de Morena, porque hasta aquí sería el límite que tendrían para estar dentro del movimiento democrático que los ha llevado al poder, sin que consiguieran más espacios de tiempos en el gobierno federal y estatal. Esto lo sabe bien el próximo Presidente de la República, que su llegada, junto con Morena, no debe ser de un sexenio o dos, como fue el caso del PAN, sino de un tiempo mayor en el cual puedan concretar muchos de los proyectos que ahora tengan para gobernar.

En Veracruz, se ha mantenido la calma, esperando que todo se inicie, concediendo el beneficio de la duda, porque aunque los gobiernos anteriores han fallado rotundamente a las esperanzas de los mexicanos y de los veracruzanos, en el presente sexenio, tanto federal como estatal, se cifran las esperanzas de un verdadero cambio en todos los sentidos, pues es necesario y en eso hay acuerdo con Andrés Manuel López Obrador, de que el país, ya necesita desligarse de fenómenos sociales que le han obstaculizado su propio desarrollo, defiriéndose a la corrupción y la impunidad.

Los mexicanos en general, han confiando rotundamente en los nuevos actores políticos del país y del Estado, tanto que en las urnas se dio el primer cambio democrático que el país necesitaba para despojarse de los malos gobernantes que han puesto en serios problemas a México y a Veracruz.

Afortunadamente, las cosas ya están cambiando y todo mundo espera que sea para bien.

———————-

UNOS CUANTOS DÍAS, y el gobierno que rige todavía en Veracruz, se va definitivamente con la cola entre las piernas, pues no pudo o no quiso responder, como lo había comprometido, a las demandas de todos los veracruzanos, que querían ver una entidad veracruzana, en apogeo y en trabajo permanente mediante acciones que tuvieran el mejor impacto en todos los sentidos.

Se perdió la oportunidad para quienes no quisieron gobernar con compromiso y solo dejaron pasar el tiempo y las mejores oportunidades de lograr un cambio, un trabajo y un resultado de grandes dimensiones como pudo haber sido y no fue.

Se cometieron los mismos errores del pasado y todo quedó como al principio, sin haber logrado pasar a la historia política de Veracruz, como un gobierno, que mediante esfuerzos, le diera, cuando menos, la estabilidad que requería desde hace tiempo.

El gobierno termina bajo una gran decepción política, con mas negativos que positivos y eso pudo ser distinto, considerando que la experiencia estaba plenamente definida.

No se pudo, hay para la otra.

————————

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

Recientes

Deje un comentario

Su email no será compartido ni publicado. Los campos requeridos se marcan con *

A %d blogueros les gusta esto: