SIN BARRER PARA ATRÁS

SIN BARRER PARA ATRÁS

Línea Política…18 de septiembre del 2018…Agustín Contreras Stein.

 

ENTRE LAS muchas cosas que suele decir el Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, destaca una de ellas que ha generado cierto resquemor entre la sociedad. Nos referimos al hecho de que el futuro mandatario nacional, no quiere barrer para atrás, porque considera que lo más importante es ver hacia adelante, es decir, cómo resolver los grandes problemas que tiene el país, precisamente en estos momentos y lo que se acumule hasta la fecha en que rinda protesta como nuevo Presidente de la República.

En los recientes días se ha encontrado evidencia de que en la Secretaría de Desarrollo Social, por ejemplo, se han cometido ilícitos con los recursos económicos que dicha dependencia manejó durante la todavía presente administración y en descargo, ha dicho el próximo Jefe del Poder Ejecutivo, que se trata solamente de algunas descalificaciones que se hacen a quien ha ocupado este importante cargo dentro de la federación, es decir, Rosario Robles Berlanga.

Pero ahora, cuando el futuro Presidente, ha iniciado su gira de agradecimiento por todos los rincones del país, se da cuenta que las cosas no están del todo bien y que recibirá un país en bancarrota, lo que en otras palabras, quiere decir, una administración que no tiene nada y que será necesario implementar nuevas estrategias financieras a fin de enfrentar los retos que tiene como futuro Jefe de la Nación, encontrándose, al mismo tiempo, que bajo estas circunstancias, difícilmente se podrá cumplir con todas las demandas del pueblo mexicano, y en ese sentido, también, se ha dado cuenta que solamente se podrán cumplir algunas promesas de las que se hicieron durante su campaña política.

Esto muestra, para toda la sociedad mexicana, como para los empresarios extranjeros y nacionales, una cierta preocupación, porque desde ahora se ha estado viendo la posibilidad de un cambio completo en el gobierno federal y que las cosas sean de diferente manera, pero no, todo parece indicar que tendrá que echar marcha atrás en los ofrecimientos, quizá, aquellos que requieren de mayor inversión, pues de otra manera, López Obrador, ya se dio cuenta que los recursos que recibirá y los que se generarán no serán suficientes para cumplir satisfactoriamente con los mexicanos en general, independientemente de que todavía, hasta estos momentos, los inversionistas extranjeros no terminan de dudar sobre las negociaciones que se tengan que hacer con los funcionarios anunciados, porque, al parecer, no tienen la experiencia para poder realizar y concretar los acuerdos que se requieren para seguir adelante en el proceso de participación dentro del desarrollo nacional.

Así es que López Obrador, ya se dio cuenta, cuando faltan, aproximadamente dos meses y medio, que el erario nacional, no cuenta con los recursos que supuestamente habría de recibir y que éstos no garantizan el debido cumplimiento de todas las expectativas que se han creado en torno a la nueva administración federal.

Por cuanto a los problemas de corrupción, que tanto se ha dicho que se combatirán definitivamente, el Presidente electo, ha dejado ver que no actuará en contra del Presidente Peña Nieto, ni tampoco en contra de aquellos funcionarios que se han visto involucrados en serios problemas de corrupción, como tanto se ha señalado con el caso Odebrecht, aún cuando se dijo que posiblemente uno de los que tuvieran que pagar los platos rotos, sería precisamente el Ex director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, por haber recibido más de cuatro millones de dólares para la campaña presidencial del todavía Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Pero eso, se esta olvidando, porque de alguna manera, también tendría que salir raspado el propio mandatario que pronto dejará la silla presidencial, y en supuestos acuerdos, este asunto se quedaría en los expedientes para dormir por algún tiempo, cuando ya no se pueda actuar penalmente contra el casi ex mandatario nacional. Cosas de la política, que ahora, también estamos viendo ante el umbral de un gobierno, que ha ofrecido el cambio y que buscará borrar con todo el pasado gubernamental en México, para dedicarse a realizar la tarea de transformar al país.

Entonces, por lo pronto, son dos casos especiales en los que no se actuará, como es el caso Odebrecht y el relacionado con los setecientos millones de pesos, que supuestamente no cuadran dentro de las cuentas que se han hecho en la Sedesol.

Sin barrer para atrás, López Obrador, emprenderá su camino a la solución de los grandes problemas nacionales, entre ellos, el de la corrupción, la inseguridad y el desempleo, aparte de las condiciones económicas que no han permitido ni permitirán que haya un sustentable desarrollo nacional.

———————-

PERO EN EL ASUNTO de no dejar grandes cantidades de recursos en el erario, no es cuestión, solamente, de la federación, porque aquí, también en el Estado, ya se ha anunciado que el nuevo Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, no tendrá mucho en caja de que disponer, sobre todo, en el mes de diciembre, cuando se tienen que cumplir con varios compromisos económicos, principalmente, en el pago de los aguinaldos y todas las prestaciones laborales que tiene la administración estatal con todos sus trabajadores, independientemente de cubrir, en tiempo y forma, los ofrecimientos de pagar la deuda que sigue pendiente con los empresarios y diversos prestadores de servicios a la propia administración del Estado.

Entonces, tanto en la federación con el Estado, se cuecen las mismas habas, porque tampoco en Veracruz, se quedarán en caja muchos recursos para que la nueva administración pueda realizar las gestiones y compromisos contraídos con anterioridad, cuestión que ya se viene haciendo común en estos casos, porque nunca un gobierno que se va coincide con el que viene y mas si las relaciones políticas no están del todo bien, como parece que esta sucediendo en la entidad veracruzana, precisamente porque llega a gobernar un equipo diferente completamente al que ahora esta funcionando.

————————-

VAYA, EN QUE APRIETOS se encuentran ahora los dirigentes de los partidos políticos que ya no tendrán la oportunidad de fortalecer sus filas debido, principalmente a que ya no tendrán la misma cantidad de recursos que antes, cuando de alguna manera, los dos estaban en el poder y tenían posibilidades de hacerse de recursos económicos suficientes para continuar en la búsqueda del poder, ya sea en la Presidencia de la República, o bien en las gubernaturas y hasta en los ayuntamientos.

En el PRI, no se han declarado en quiebra, pero ya no tienen las mismas posibilidades de crecer, porque no tendrán recursos suficientes para operar, de tal manera, que los trabajos de recuperación serán más lentos y difíciles de concretar, aunque haya de por medio las mejores intenciones.

Para el PAN, las cosas no son distintas, pues también no tendrán, con la llegada de los morenos a las principales posiciones políticas, la oportunidad de tener, igual que el PRI, los recursos necesarios para poder continuar en el fortalecimiento de sus propias filas partidistas.

Caro les esta costando a las dos organizaciones políticas, por no haber acatado los principios de unidad en una lucha política que pudieron haber ganado.

Así se pierden las grandes luchas y ahora tendrán que esperar que los morenos cometan los mismos errores de ellos, para poder aprovecharlos y resurgir en los diversos escenarios políticos, desde el ámbito municipal, hasta el estatal y nacional, pues casi todos los puestos de esta naturaleza, están, prácticamente, ocupados.

——————–

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

Posts Carousel

Deje un comentario

Su email no será compartido ni publicado. Los campos requeridos se marcan con *

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos

A %d blogueros les gusta esto: