VERACRUZ, A CIEN DIAS DE GOBIERNO

VERACRUZ, A CIEN DIAS DE GOBIERNO

Línea Política 6 de marzo del 2019…

Agustín Contreras Stein.

PARA MUCHOS, la llegada de los cien días de gobierno, en la entidad, no significa mucho. Sin embargo, para la mayoría de los veracruzanos, este tiempo, refleja, de alguna manera el interés y la voluntad de quienes ahora son los principales actores políticos, para lograr las metas de su propia administración como los anhelos de los mismos gobernados.

Es lo que se considera una primera evaluación de las acciones gubernamentales y por lo tanto, aunque no se diga abiertamente, la sociedad comienza a reclamar sus derechos, sobre todo, a los que tiene por pagar puntualmente sus impuestos y por ser integrantes de un pueblo que creyó en la esperanza de un nuevo partido en el poder.

Sí, de alguna manera, el Gobernador del Estado, principal responsable de la conducción de este nuevo gobierno, tiene la obligación de iniciar una serie de respuestas sobre el trabajo que se desempeña, de lo que se ha hecho a favor de todos los veracruzanos y de lo que se piensa hacer en el resto del sexenio. Hay que recordar que hace unos días le fue aprobado el presupuesto de egresos para este año y con ello, prácticamente, el inicio más fuerte de las actividades de la administración.

Por eso, los primeros cien días de gobierno son importantes, no tan solo por las obras que se hayan materializado, sino por los proyectos que ya deben estar en camino para cumplir con las demandas de la gente que espera, de verdad, que ahora sí haya un verdadero cambio, para lo cual ha cambió su decisión en las urnas del primero de julio del año pasado, donde nació la esperanza de México, pero también la de Veracruz.

Y vaya, que la gente estaba ansiosa de un nuevo gobierno, con nuevas expectativas para el futuro de la entidad veracruzana, por lo que fueron muchos votos a favor de Morena, dejando a los demás partidos sin la posibilidad, siquiera, de reclamar el triunfo que fue inobjetable, aún cuando sus principales opositores en Veracruz, han sido experimentados políticos y operadores consagrados en esto del manejo electoral.

Sin embargo, a casi cien días de gobierno, siendo verdaderamente imparciales, como debe ser, la mayoría de veracruzanos están externando cierta angustia ante los resultados que se tienen. Parece como si se estuvieran arrepintiendo y eso es mala señal para los intereses políticos de quien manda a nivel nacional y desde luego, para quien, supuestamente gobierna, en el Estado.

Son muchos los factores que están deteniendo el arranque de esta administración, principalmente, los constantes sucesos de la violencia que han puesto en jaque a todos los responsables de la seguridad en esta entidad, donde, como ya hemos apuntado en diversas ocasiones, todo parece indicar que es precisamente las acciones de la delincuencia, las que tienen el verdadero poder en la entidad, pues en varios momentos de la vida cotidiana, se ha mostrado más poderosa que las mismas corporaciones policiacas que no tienen estrategias suficientes y definidas para el combate a este gran problema de los veracruzanos, y de las propias autoridades del Estado.

Quizá, en este sentido, la primera evaluación de los cien días, sea la que más llame la atención de propios y extraños, pues hay que considerar que esta ha sido y es una de las demandas más sentidas de los gobernados, ya que sin la seguridad necesaria, este Estado, no podrá salir adelante por más esfuerzos que se hagan.

Así es que, ante la llegada de los cien días de gobierno, hay mayores reflexiones entre los ciudadanos de esta entidad, pues aunque no se crea, el ahora ya no es como el antes, en que se aceptaban las condiciones en que desarrollaba un gobierno, sino que ahora, exige y con toda razón que se cumplan los compromisos, pero sobre todo, con las demandas que durante en campaña y en este periodo de administración, se hicieron y se siguen haciendo para mantener la tranquilidad en Veracruz.

La verdad de las cosas, es que hasta este momento, no hay buenas señales de que las cosas se puedan componer, pero siempre habrá de por medio el beneficio de la duda para quienes están obligados a responder con eficacia los reclamos de la sociedad, de todo el pueblo veracruzano y de quienes tienen que ver directamente con el gobierno de la entidad.

———————

LA INTRODUCCION de la democracia interna en el proceso de renovación de los cuadros del Partido Revolucionario Institucional, no lo es todo.

El partido requiere, sobre todo, unidad y buenas acciones que se reflejen hacia fuera, ya que es precisamente entre el pueblo de México y de Veracruz, donde se tiene que alcanzar la confianza popular.

Es importante, desde luego, que se haya comenzado por impedir que el dedazo vuelva a ser el gran elector dentro de su propia estructura y al contrario, darle la oportunidad a la democracia para que se elija a los mejores hombres y mujeres que tangan la suficiente voluntad para levantar a su organización.

Queda claro que los viejos priistas tienen la experiencia suficiente para lograr enfrentar los nuevos retos, pero también hay que destacar que la mayoría de ellos tienen vicios que no dejarían de ser influencias para el manejo de un partido que necesita ayuda. El tiempo, para muchos de ellos ya pasó y tienen que entender que hay nuevas generaciones que deben contar con el camino libre para desarrollar sus propias metas.

Es posible, sin embargo, que todavía haya muchos priistas que aún siendo de generaciones pasadas, puedan ser útiles a su partido y que en combinación con los jóvenes y los de mediana edad, puedan trabajar coordinadamente, pero ese es un proceso que se tiene que seguir adecuadamente.

El PRI, esta en la oportunidad de recomponer sus espacios y aprovechar los nuevos tiempos de la política, donde tienen la posibilidad de demostrar que saben gobernar, que saben administrar y que pueden dar los mejores resultados que la gente quiere.

La línea política ya no debe dictarse por los intereses personales y de grupo, sino por la decisión democrática de toda la militancia. Ojalá que la derrota del año pasado les haya servido para algo.

——————–

SIGUEN LLEGANDO Delegados federales a las dependencias que se manejan desde el altiplano.

Y lo más importante, todo hace suponer que lo hacen con las mismas facultades y atribuciones que tenían desde los pasados gobiernos, por lo que se descarta, ahora, que el Coordinador de todas estas dependencias, pueda tener el poder que se dijo antes y después de comenzar a trabajar en las administraciones federal y estatal.

Es claro que habrá coordinación con quien tiene la responsabilidad de dar resultados al Presidente López Obrador, pues de otra manera no se estaría cumpliendo con el proceso de transformación de la administración federal.

Pero, lo que sí es cierto, es que los Delegados, están siendo nombrados en las mismas condiciones de los que estaban funcionando y desde luego que es lo más saludable, porque la concentración de mando en un solo Coordinador, no sería posible, cuando menos en la práctica, por no ser un súper hombre.

———————

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

Recientes

Deje un comentario

Su email no será compartido ni publicado. Los campos requeridos se marcan con *

A %d blogueros les gusta esto: