YUNES, SE VA, PERO… ¿VOLVERÁ?

YUNES, SE VA, PERO… ¿VOLVERÁ?

Línea Política…30 de noviembre del 2018…

Agustín Contreras Stein.

A UNAS CUANTAS horas de dejar la titularidad del Poder Ejecutivo de la entidad, Miguel Ángel Yunes Linares, dijo adiós a los veracruzanos, casi al final de la sesión legislativa del congreso local, donde estuvo con la finalidad de comparecer ante la representación popular y someterse, por así decirlo, a las interrogantes de las diversas fracciones parlamentarias que se encuentran integrando la actual legislatura estatal.

Aprovechó los últimos instantes de su investidura oficial para agradecer al pueblo veracruzano, el haberle permitido ser su Gobernador. La comparecencia, casi fue de mero trámite, se diría, pues bien sabía el propio titular del Poder Ejecutivo, que no había ningún peligro de que pudieran evidenciarlo con preguntas comprometedoras, además de la inteligencia que se le atribuye y su experiencia en el servicio público, como para poder capotear cada una de ellas.

El escenario fue propicio, diríamos que bien manejado estratégicamente, pues se enfrentó a una diputación que apenas comienza su labor y los que lograron reelegirse, no fueron capaces de sacar algún trapito al sol, pues como ya lo vimos, ni siquiera sol hizo durante el tiempo que estuvo en el seno del congreso, lo que permitió que el todavía Gobernador del Estado, se manejara tranquilo y sin ninguna preocupación por lo que pudiera pasar.

Aunque había expectación por la presencia del Gobernador veracruzano, en las propias instalaciones del Congreso, la audiencia que estuvo presenta más bien estuvo constituida por cientos de burócratas que fueron, exclusivamente, a aplaudir cada una de las intervenciones, independientemente del cálido recibimiento que tuvo al llegar al recinto legislativo, con el pleno legislativo para escuchar lo que tenía que decir, primero en su mensaje inicial de casi cuarenta minutos y después en cada una de las respuestas que dio a las preguntas que le hicieron los representantes de las fracciones legislativas.

Dijo bien que sería la última vez que visitara el congreso, en calidad de Gobernador del Estado, pero ya fuera del recinto y en una conferencia de prensa, dejó ver que fue un honor ser Gobernador, y que esperaba que en el dos mil veinticuatro, Veracruz, pueda tener un buen Gobernador, con lo cual, se especuló que pudiera volver al escenario político de la entidad, en busca de una nueva oportunidad de ser nuevamente Gobernador, pues seguramente que dos años no le bastaron para poder hacer lo suficiente en bien de los veracruzanos.

Pero, como mucho se ha dicho también, la extensión del poder, no es solamente a través de su personas, por lo que también, se pudo pensar que nuevamente lanzaría a su hijo a otra nueva aventura política por la gubernatura del Estado.

Lo que si quedó claro, es que Miguel Ángel Yunes Linares, se va satisfecho de haber sido Gobernador, pero también se pudo advertir que estaría en plan de lucha política por volver a ser el titular del Poder Ejecutivo, ya sea a través de cualquiera de sus hijos, o bien, de manera personal, porque ya lo hemos comentado, Yunes Linares, no parece convencido de pasar a la historia política con un gobierno de dos años, solamente, más cuando su principal enemigo político de todos los tiempos, Fidel Herrera Beltrán, lo fue por seis años completos, periodo gubernamental que normalmente se ejerce en el gobierno de Veracruz.

De cualquier manera que se le quiera ver, Yunes Linares, deja un mensaje a los veracruzanos, pero sobre todo, a la clase política veracruzana, a sus propios enemigos políticos, de una posible vuelta al escenario político, que no será muy lejos, pues bien lo señaló en el sentido de que espera que en dos mil veinticuatro, Veracruz, pueda tener un buen Gobernador, lo que deja un leve indicio de que estará presente en ese tiempo para poder disputar de nueva cuenta el poder gubernamental de la entidad, es decir, después de que Cuitláhuac García Jiménez, concluya con su labor.

Desde luego, esto no quiere decir que sea preciso, pero si una parte de la lectura que deja de su propio mensaje, porque una cosa es haber gobernado al Estado, en un periodo de dos años, que estar al frente de la entidad por seis años, lo que sí deja, aunque no se quiera decir, una especie de inconformidad política por haberle tocado solamente dos años.

Y esos dos años de gobierno, como bien se dijo también en la comparecencia, fue de venganza política y no de esperanza gubernamental, pues hasta el final, Javier Duarte de Ochoa, siguió siendo el tema más socorrido de Miguel Ángel Yunes Linares, en todo momento, lo que podría suponer que Yunes Linares, vive con esa angustia que formó parte de su doloroso gobierno.

——————-

MIENTRAS UN CAPITULO más de la historia del Gobierno yunista, se escenificaba en el Congreso local, el quipo del futuro Gobernador de la entidad, se ocupaba de todos los detalles de la ceremonia que se efectuará a la media noche de este viernes, donde se llevará a cabo la verdadera sucesión gubernamental, con la rendición de protesta de quien se hará cargo de una nueva administración estatal.

Como todo mundo sabe, la decisión de Cuitláhuac García Jiménez, fue solicitar al Congreso local, que su toma de posesión del gobierno veracruzano, se haga precisamente entre el ultimo minuto de la actual gestión constitucional, y el primero del nuevo periodo gubernamental, avalado por la Constitución del Estado de Veracruz, dando paso a la era del gobierno de la esperanza, pues se considera que se termina toda una etapa de gobiernos corruptos que han fungido para llevarse todo lo que pudieron de las arcas públicas del Estado, y consecuentemente de todos los veracruzanos.

García Jiménez, como se sabe, recibe a un maltrecho Estado, con grandes carencias económicas, con grandes preocupaciones por la inseguridad, con mucha pobreza en los sectores más desprotegidos y marginados y con una permanente demanda de los veracruzanos, en general, de recomponer las cosas, después de que la entidad, ha pasado por serios problemas derivados de administraciones anteriores que no tuvieron voluntad para hace las cosas bien.

El mismo Gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares, ha reconocido que se quedan muchos pendientes para la nueva administración e hizo votos para que a Veracruz, le vaya bien con el próximo gobierno, pues aseguró que Veracruz, es un pueblo trabajador y que junto al gobierno que tenga habrá salir adelante.

———————–

LA CERRAZON POLITICA y de poco diálogo, siempre se ha dado en algunos gobiernos que no entienden a la población ni son capaces de comprenderla en la dimensión que se requiere.

Quizá por el corto periodo que tuvo este gobierno que fenece, esa cerrazón se vio con mayor amplitud, de tal manera que Palacio de Gobierno, por ejemplo, siempre estuvo vacío por completo, donde no hubo nadie que se acercara en busca de algún funcionario o del propio Gobernador del Estado, que en otras épocas gubernamentales, hasta cadenas tuvieron las puertas principales para controlar el acceso a la casa del pueblo.

Por eso, los veracruzanos, celebran la llegada de un nuevo gobierno y sobre todo, esperan que haya una apertura en todos los sentidos con la nueva administración y se destierre, por fin, la cerrazón política y administrativa, para que haya mayor acercamiento del pueblo con su gobierno.

A eso le apuestan los nuevos tiempos del gobierno veracruzano, que haya, principalmente, oportunidad de dialogar para poder llegar a los acuerdos necesarios.

———————–

Y EL LUNES, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

Recientes

Deje un comentario

Su email no será compartido ni publicado. Los campos requeridos se marcan con *

A %d blogueros les gusta esto: